Texas, el estado de la estrella solitaria